Elementos clave para comprar un contenedor marítimo

Si vas a comprar un contenedor marítimo ––ya se para el transporte de mercancía, almacenamiento o, incluso para la construcción de espacios–– debes asegurarte que cumple con las especificaciones mínimas de seguridad y usabilidad para el uso que le darás y que tiene los elementos que garantizan su calidad.

La Intermodal Steel Building Units and Container Homes Association (ISBU, por sus siglas en inglés) explica que hay muchas dudas y paradigmas alrededor de la compra de un contenedor marítimo. Desde aquellos que desean importarlo directamente desde China, hasta quienes desean asegurarse que cumplirán con las diferentes certificaciones ISO.

Este think-tank explica que si eres un comprador pequeño no es necesario que tú traslades el contenedor desde China. Ese negocio se lo puedes dejar a los grandes vendedores de contenedores “¿Si quisieras comprar un automóvil alemán, viajarías hasta este país para adquirirlo? No, no es necesario. Seguramente buscarás el distribuidor de automóviles más cercano a tu hogar”.

La importancia de buscar un distribuidor cercano a tu casa o negocio es que, como en el caso de los automóviles, podrás hacer una inspección de primera mano, probarlo y, si es necesario, solicitar ajustes. Además, es importante que el distribuidor sea conocido y confiable. Por otro lado, en China existen cientos de fabricantes, unos más íntegros y con más calidad que otros. El comprador y distribuidor que compra en volumen sabrá reconocer cuáles son los confiables y de alta calidad, explica la ISBU.

¿Todos los contenedores exigen la misma inspección?

No, no requieres el mismo nivel de revisión cuando compras un contenedor marítimo para el almacenaje que para el proceso de comercio exterior. Un contenedor marítimo para el transporte de mercancías debería cumplir con los requerimientos de la International Convention for Safe Containers (CSC) en donde se detalla la regulación, procesos de inspección y mantenimiento básico que deben cumplir para el comercio internacional. Además, debes considerar las regulaciones locales. Si quieres conocer más de este proceso, puedes leer Evita que tu contenedor sea retenido.

También conoce [Evita fraudes y estafas con comprar un contenedor marítimo]

Sin embargo, cuando deseas comprar un contenedor marítimo para otro tipo de usos como almacenaje o el diseño de espacios, lo mínimo que debes considerar en tu proceso de compra, son los siguientes pasos, explica la Container Dealers Association:

  1. Compra el contenedor de un distribuidor certificado o que sea miembro reconocido de una asociación global de contenedores, como la BIC (Bureau International du Container)
  2. Asegúrate que el distribuidor comprenda bien el uso que le darás al contenedor, ya que si es para el comercio exterior, deberá contar con las certificaciones convenidas
  3. Si lo usarás para el comercio exterior pide revisar la placa con los datos que exige la CSC. Además, el vendedor te deberá extender un certificado de calidad de embarque. Este certificado te lo pedirán en el puerto de embarque de tu mercancía.
  4. Pide que te explique qué contenedores requieren las certificaciones ISO y cuáles no
  5. Solicita que te detalle cuál será el proceso de entrega y qué requerimientos de espacio necesitas
  6. Si no puedes inspeccionarlo personalmente, pide que te envíen fotografías del interior y exterior y de todos los ángulos.
  7. Verifica que no tenga señales que anticipen que sufrirá filtraciones. Para saber más de este tema, revisa ¿Cómo evitar daños en la carga por filtraciones de agua?

Si estás por comprar un contenedor marítimo para transportar tu mercancía con seguridad y cumpliendo con los estándares establecidos por la legislación mexicana e internacional, acude con un proveedor certificado y experto. Si necesitas más información o asesoría, acércate a un asesor de Dracontainers.

cta asesoria

Contenedores Maritimos Venta/Renta