Diferencias entre contenedores marítimos usados y nuevos

Si requieres de uno o varios contenedores marítimos y no sabes si lo que más te conviene es comprar o rentar estructuras nuevas o usadas, tienes que saber que este dilema es relativo, mucho depende para qué lo necesitas y cuánto tiempo lo vas a requerir.

 

Para que puedas tomar una decisión más informada, aquí te compartimos algunos puntos clave que diferencian a los contenedores ‘nuevos’ de los usados, y que te ayudarán a evaluar mejor las alternativas, de acuerdo con tu plan de uso del contenedor.

 

 

NUEVOS


USADOS

¿Qué tan nuevo es lo nuevo?

 

 

Primero hay que aclarar que la única forma de tener un contenedor nuevo de fabrica es que se compre directamente con el fabricante y se envíe a su lugar de destino sin ningún cargamento.  


Los contenedores son fabricados en el extranjero, son cargados con carga y enviados (esto ocasiona que puedan llegar con pisos dañados y abolladuras.) . Después de descargar su carga, está listo para ti.


Si se requiere para transportar, construir o modificar por un lapso de 30 años, un contenedor que haya tenido un primer uso (o “nuevo”) puede ser el adecuado para tu proyecto.

 

 

 

Un contenedor usado tipo CW tiene el mismo desempeño y funcionalidad que un contenedor nuevo, la diferencia recae en la apariencia cosmética.


 

Un contenedor usado debe tener placa CSC donde puedes encontrar datos del contenedor como año de fabricación, número con el que se certificó. También debe tener una calcomanía ACEP que avala que el contenedor es seguro estructuralmente. Si no cuenta con la placa CSC vigente o tiene tachaduras, desconfía.


Si no puedes verificar en persona, solicita esta información a tu vendedor o proveedor.

 


Determina su utilidad a corto y largo plazo

Estamos en un momento histórico en el que es necesario reutilizar y encontrar nuevos usos a los objetos que incorporamos a nuestra vida, —en promedio, una de estas grandes cajas produce aproximadamente casi mil libras de desechos peligrosos.

 

Un contenedor no sirve solamente para transportar, es también la piedra angular de un gran garaje, casas, oficinas, escuelas, bodegas, centros comerciales, lugares donde se desarrolla el arte escénico como teatros y circos; entre tantas posibilidades.

 
¿Qué cuesta más?

El precio está supeditado a lo que indique el mercado, que contempla variables como condición del contenedor, tamaño y tipo.


Además aunque un contenedor parezca muy barato, hay que tener cuidado de no ser presa de una estafa o de no leer las letras chiquitas


El costo total incluye otros costos, como el de importación, traslado y maniobras. La tarifa de entrega depende del kilometraje del lugar de destino a su entrega y las maniobras están sujetas a los precios de la localidad donde se descargará.


No hay que olvidar los costos de seguros, recordemos que una caja ya sea nueva’ puede sufrir la misma suerte de caerse al mar, su recuperación es posible al pagar un seguro.

 
     

 

               

Como podrás darte cuenta, no hay una elección correcta o incorrecta. Comprar o rentar un contenedor marítimo nuevo o usado tiene pros y contras. Los contenedores marítimos tienen una larga vida útil de más de 20 años, no requieren de mucho mantenimiento ni de gran tecnología, por lo que es una inversión práctica para escalar tu negocio. 

Te recomendamos ver: Certificaciones que debes obtener al comprar un contenedor marítimo. Un tema que va relacionado si piensas hacer una compra.


Si quieres comprar o rentar, uno o varios contenedores marítimos y no sabes cuál es la mejor opción de acuerdo con tus necesidades, contacta a uno de nuestros expertos, quien te guiará durante tu compra y te ayudará a realizar la mejor inversión y obtener el mejor rendimiento con el tiempo.        

                       



Descargar catálogo
                         

 

Contenedor Marítimo Contenedores Maritimos Venta de contenedores